Pueden darse a causa de la edad, el embarazo, la fatiga, la medicación o trastornos de ansiedad o depresión. También puede deberse a una baja producción de testosterona o estrógeno. Debemos distinguir entre el :


    ◦    Deseo sexual hipoactivo (la falta de deseo) o 


    ◦    Trastorno por aversión al sexo (el rechazo a cualquier tipo de contacto sexual).


Puede solicitar su primera entrevista de evaluación gratuita aquí

Esta página web usa cookies para mejorar su experiencia de navegación. Política de Cookies