Afectan casi exclusivamente a las mujeres:

    ◦    Dispareunia, un intercambio sexual doloroso, que en ocasiones puede ser provocada por una lubricación insuficiente (sequedad vaginal). La falta de lubricación puede deberse a cambios hormonales (embarazo, lactancia, menopausia) o a una excitación insuficiente.



    ◦    Vaginismo, donde se dan espamos involuntarios de los músculos de la pared vaginal que dificultan o impiden la penetración. El problema puede estar relacionado con traumas de abusos o violaciones.

Puede solicitar su primera entrevista de evaluación gratuita aquí

Esta página web usa cookies para mejorar su experiencia de navegación. Política de Cookies